logo FAADR

 

       

Modelos de desarrollo, un camino que encaran los pueblos de la amazonía boliviana

tierra

 

Mientras que para unos puede ser sinónimo de evolución o superación de un estado primario, para otros representa un crecimiento sin considerar lo que se tenga que sacrificar.

La palabra “desarrollo” es un término complejo porque puede ser interpretado de distinta manera y dependerá de la subjetividad de cada persona, organización o grupo.

Mientras que para unos puede ser sinónimo de evolución o superación de un estado primario, para otros representa un crecimiento sin considerar lo que se tenga que sacrificar.

Esa diferencia quedó marcada durante el Pre Foro Regional Andino Amazónico: “Modelos de desarrollo en la Amazonía”, evento que fue celebrado del 14 al 16 de julio en el municipio beniano de San Ignacio de Moxos y organizado por el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA), la Red Eclesial Panamazónica (Repam), la Compañía de Jesús y el Foro Andino Amazónico de Desarrollo Rural.

“En estos tres días del foro se ha estado debatiendo ¿Qué es desarrollo? Hay diferentes concepciones. A través del Gobierno hay una concepción sobre este concepto dentro de las comunidades o en las Tierras Comunitarias de Origen (TCO) y también está la concepción de los pueblos indígenas”, explicó Carmelo Peralta, investigador del CIPCA.

Del evento participaron representantes de los pueblos indígenas del norte y sur de la amazonía boliviana (mojeños ignacianos, mojeños trinitarios, tacanas, chimánes, movimas, guarayos, yuracarés, entre otros), además de sectores campesinos, los cuales expusieron sus problemas, realidades, conceptos y propuestas de modelos de desarrollo.

Muchos de ellos expresaron su preocupación por el carácter depredador de las políticas del Estado para con sus territorios ancestrales. Desde su visión, la ampliación de la frontera agrícola en desmedro de sus tierras acabará con su modo de vida, culturas e historia.

“Yo soy del TIPNIS y lamento mucho escuchar a hermanos que no defiendan nuestro territorio ¿Dónde está nuestra lucha? (…) Como mujer luchadora lo que quiero es seguir defendiendo la naturaleza. No traigamos mentiras diciendo que queremos desarrollo. Puede ser que mañana llegue el desarrollo matando la naturaleza y pasado mañana ¿Qué van a comer nuestros hijos?”, cuestionó la presidenta de la Subcentral de Mujeres del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), Marquesa Teco.

La dirigenta lamentó que desde el Gobierno se impulse la promesa del progreso y desarrollo a los pueblos del TIPNIS, y que nunca se cumpla el compromiso y más bien se quite la intangibilidad de su territorio con la promulgación de la Ley 969 en 2017 para dar luz verde a la construcción de la carretera por medio de este parque nacional.

“Nosotros podemos salir por los ríos que Dios creó, esas son nuestras carreteras, no queremos esos desarrollos, basta ya de mentiras (…) ahora pensamos en desarrollo ¿Cuál desarrollo? Muchos años se ha hablado de desarrollo y nunca ha llegado”, agregó.

Según Peralta, los conceptos de desarrollo y las formas como son asumidas por los pueblos indígenas son diversos y sería un error de parte del Gobierno dejar de lado estas opiniones. 

“Mientras haya propuestas grandes de desarrollo, hay una diversidad de propuestas de modelos de desarrollo locales. Hay potencial para el agroturismo, para el modelo productivo en base a la piscicultura, potencial para conservar nuestros bosques y al mismo tiempo trabajar con sistemas agroforestales, etc. Un solo modelo de desarrollo de la Amazonía, sin considerar toda esta diversidad de modelos locales de desarrollo rural, sería un error”, dijo.

Para Peralta, es importante socializar los planes y proyecciones que el Estado plantea para el desarrollo productivo en el país, pero no solo en espacios públicos localizados en las ciudades, sino también en las regiones rurales donde habitan los comunarios e indígenas.

“Los comunarios se ven sorprendidos por la información que se expone en el foro sobre los planes gubernamentales en el ámbito del agro, pero estos datos ya están divulgados a nivel nacional. Seguramente pocos tienen acceso a esta información y lo que tratamos de hacer con este tipo de eventos es informar de lo que se pretende hacer con miras al 2025”, agregó.

Un pronunciamiento de los pueblos indígenas

Tras dos jornadas de amplio debate y trabajo, los representantes indígenas emitieron un pronunciamiento público en el que denuncian que “están siendo asediados por todos los flancos por agroindustriales, ganaderos, empresarios, avasalladores, megaproyectos (carreteras e hidroeléctricas) y proyectos de hidrocarburos y minería”.

Recordaron que son dueños de sus territorios ancestrales y han protagonizado nueve marchas indígenas para su protección y para que sus derechos sean respetados por el Gobierno.

“Estos proyectos se nos imponen como un modelo capitalista foráneo con la complicidad del Estado, sin consultarnos ni tomar en cuenta nuestros modos de vida, sin respetar nuestro derecho a la libre determinación y autogobierno establecido en la Constitución Política del Estado y otras normas nacionales e internacionales”, señala el documento.

Asimismo, se especifica que “la Amazonía no es un bosque abandonado, ni una selva virgen, como lo conciben muchos tecnócratas” y que en este territorio viven un gran número de pueblos indígenas y campesinos.

“Hemos desarrollado diversos sistemas de vida y modos de producción, respetando y conservando la naturaleza, desde esta posición contribuimos y aportamos a la seguridad y soberanía alimentaria y a la economía del país. Sin embargo, nuestras formas de producción no son reconocidas ni acompañadas con políticas públicas para que éstas sean valoradas y potenciadas”, cita el pronunciamiento.

Los indígenas lamentaron que, en desmedro de sus formas de desarrollo, se prioricen otras formas de producción ajenas a sus formas de vida, a las que han catalogado como “destructoras de la naturaleza y expulsoras de la población local”.

“En su lugar y a partir de nuestra vivencia planteamos modos de vida sostenibles y viables que generan beneficios tangibles para los pueblos indígenas y para el mundo entero”, señala el documento.

 

 

Para el CIPCA, este espacio fue muy importante para conocer la perspectiva de los pueblos indígenas y ya se proyectan dos eventos similares en las localidades de Guarayos y Riberalta. 

 

Tras finalizar los tres pre foros regionales se dará paso al V Foro Internacional Andino Amazónico de Desarrollo Rural, a desarrollarse entre el 24 y 25 de octubre en Cobija, Pando.

  •