logo FAADR

 

       

Khaterine Fernandez: "La Plataforma Agrobolsas Surtidas es un proceso largo de explorar"

Katherine Fernandez es coordinadora de la Plataforma Agrobolsas Surtidas y fue expositora en la primera mesa del Foro Andino Amazónico de Desarrollo Rural.

La Plataforma Agrobolsas Surtidas nació el año 2015, ¿Bajo qué necesidades nació este proyecto?

La Plataforma Agrobolsas Surtidas es un proceso largo de explorar que cosas podríamos hacer para implementar estrategias de comercialización de esencialmente productos primarios, de productores, la mayoría mujeres del área rural.

El proyecto se inició en CIDES UMSA para buscar espacios en la ciudad de la paz para productoras de agricultura periurbana, entonces en ese camino encontramos por ejemplo a la comunidad de Chinchaya, con un grupo de veinte mujeres que ahora se han puesto el nombre de waliki jutaj tumpiri, que quiere decir, que bien que has venido a visitarme, porque además queremos implementar el agroturismo con ellas.

Hemos encontrado los espacios, hemos transitado diferentes zonas en la ciudad de la paz, coordinando siempre con la alcaldía, y al final hemos consolidado un espacio en plaza Riosinho, que es los sábados en la mañana, de manera quincenal, porque intercalan con otro espacio en la avenida periférica, entonces tienen ya esta feria permanente que se coordina con la sub alcaldía del macro distrito periférica.

Nos hemos basado siempre para este trabajo en la ley autonómica 105, que obliga a la alcaldía y fundamentalmente a los siete macro distritos urbanos de la ciudad de la paz a habilitar espacios y facilitar espacios de comercialización a productores rurales

principalmente porque el municipio de La Paz, que es menos el 10% urbano y más del 90% es rural; son dos macro distritos rurales, uno es Hampaturi y el otro es Zongo, en el caso de Zongo que es el más grande, tiene altura, valles y trópico, hay comunidades que se tarde siete u ocho horas en llegar, entonces se pasa incluso por Caranavi, por Nor Yungas, por otras provincias para poder llegar, pero todo eso pertenece al municipio de la paz, es jurisdicción de Revilla.

Entonces se necesitan espacios, La Paz tiene un gran centro de abastecimiento, fundamentalmente en San Pedro, por la Rodríguez, y hasta la Buenos Aires, y es una franja muy importante de abastecimiento, pero la ciudad ha crecido mucho, y hay zonas a las que les cuesta trabajo cruzar toda la ciudad para ir a abastecerse de los alimentos, sobretodo todas las semanas.

Además que los gremios alimentarios son fundamentalmente de intermediarios, ellos son los que pagan la patente anual a la alcaldía, entonces es como una especie de apropiación de espacios, es muy complicado que los productores puedan llegar y vender, sobretodo porque ellos responden a un ciclo agrícola, y son ciertas temporadas del año donde tienen oferta.

Por esta razón llegan muchísimos alimentos primarios de contrabando, fundamentalmente del Perú, por ejemplo el tomate, cebolla, arvejas, zanahorias, son como cuatro o cinco patrones, que dominan los precios en el mercado, y como allá se maneja el sistema de monocultivo, tienen sobreproducción y además como ingresa al país ilegalmente, son precios bajos, entonces ellos pueden establecer los precios estándar en nuestra ciudad, y los productores tienen que someterse a esos precios.

Eso es lo triste, porque el productor, en toda la cadena de costos de producción, el precio de venta no refleja en nada su esfuerzo, entonces hay una permanente subvención del campo a la ciudad en términos alimentarios, pero esto no es reciente, lo triste es como caseros y caseras, tenemos la costumbre, también ancestral se podría decir, de pedir yapa y rebaja, siempre los productores nos han querido conquistar yapando, en estos tiempos de cambio climático esa cosa termina en un círculo y dinámica comercial de injusticia para los productores, porque nunca recuperan lo que invierten, en tiempo en esfuerzo, e trabajo, eso no existe, ellos relativizan mucho sus costos.

En el tema de transporte, mientras más lejos está una comunidad ellos tienen que hacer escalas, y no siempre se organizan para contratar un mismo transporte, entonces la realidad es que cada uno viene como puede, algunos pueden organizarse y otros no, y mientras menos son los productores, menos pueden organizarse, entonces es complicado, la ciudad de La Paz es un mercado gigante, casi un millón de habitantes, El Alto también, pero entre ambas ciudades los precios se relativizan.

En El Alto te obligan a vender más baratos si o si, no solo por la pobreza, eso es muy relativo, hay cierta capacidad adquisitiva, es por costumbre, y en la paz la gente puede pagar un poco más y está acostumbrada, y en La Paz también hay diferentes zonas, por ejemplo hacia el Sur también la gente paga más y son mercados también más convenientes para los productores.

Si hablamos de equilibrar un poco los precios y que todos tengan equidad, estamos en un proceso de trabajo que va a ser largo todavía, menos mal la alcaldía tiene voluntad para hacer esto, estamos en mesas de trabajo permanente, para tratar de ubicar espacios que sean permanentes, precios que sean convenientes para productores y consumidores.

Por eso la plataforma ha desarrollado una estrategia que tiene varios componentes, uno de ellos es las preventas a través de grupos de whatsapp y Facebook, hemos armado grupos donde la gente puede hacer pedidos cada semana, y cada jueves entregamos en distintos puntos de la ciudad que se vuelven nuestros aliados, pueden ser restaurantes, etc. Comprometidos con nuestra línea de trabajo, nosotros trabajamos bajo un slogan que es “alimentos dignos” queremos ser ecológicos, queremos ser orgánicos, y estamos en esa ruta.

Nos hemos unido entre productores rurales de comunidades y urbanos, los urbanos son principalmente transformadores, hacen mermelada, repostería, hacen leches de diverso origen, las leches vegetales que están muy de moda ahora hacen deshidratados, tienen una oferta muy variada, entonces entre ambos tipos de productores nos unimos para caminar juntos, ofrecemos lo que tenemos y la gente puede hacer sus pedidos.

La agrobolsa fundamentalmente es un producto muy concreto, es una bolsa de mercado normal, familiar, surtida con verduras, y papita digamos, por un valor cerrado de 50 bolivianos, esto lo ha iniciado con la comunidad de Chinchaya, y ellas se han encargado de surtir la bolsa, entonces la gente puede hacer su pedido, generalmente llevamos entre 20 a 25 bolsas semanales, traemos las bolsas y la gente viene a recoger al punto que les indicamos, entonces la gente tiene una semana para hacer su pedido, como estamos en diferentes puntos entonces la gente ve donde le conviene recoger, entonces anunciamos que vamos a estar un determinado jueves en un lugar, y la gente ve sus posibilidades.

Estamos siempre de seis a ocho de la noche por que es la hora en que en la ciudad hay un movimiento especial, la gente sale de sus trabajos rumbo a sus casas, entonces esa hora hemos establecido para que la gente tenga la facilidad de recoger al paso sus bolsas, esa es nuestra estrategia, y la gente puede hacer sus pedidos, tanto de las agrobolsas como de sus productos, entonces el grupo de whatsapp se vuelve una especie de mercadito.

Como este modelo ya han surgido muchas otras personas que utilizan el medio para ofrecer sus productos, entonces como productos complementarios tenemos algunas medicinas naturales, hay también oferta de semillas, de abono, incluso de lombrices californianas, entonces esto ayuda, es una estrategia de agro comercialización.

La otra es el agroturismo,

Estamos promocionando a las comunidades que quieran recibir visitantes, sobretodo en temporada de cosecha, porque la idea es que anunciamos el turismo en la fecha, y la gente se prepara, va con su bolsa, y puede cosechar y puede comprar todo ahí mismo

, entonces se viene con sus bolsas llenas, ha paseado, ha compartido con la comunidad una comida rica, siempre tenemos un paisaje hermoso en cada comunidad donde les llevamos a conocer.

De esta forma la gente se sensibiliza, porque les mostramos, aquí está el agua, aquí está el camino, de aquí a aquí tiene que caminar la compañera con su papa para poder llegar hasta el minibús y de ahí a las ferias de la ciudad, entonces este mapeo que hacemos hace que la gente se sensibilice más y valore más el trabajo, entonces ya vamos favoreciendo un poco más a que puedan pagar un mejor precio, entonces además se estrechan las relaciones urbano, rurales, este es un valor agregado muy importante, porque así nos sensibilizamos todos por la comida.

Además podemos ver que la ciudad está rodeada de agricultura, es impresionante, a pesar del avasallamiento, a pesar de los problemas de tierra hay familias agricultoras que resisten, y eso no tiene precio, eso es algo invaluable en nuestros tiempos, entonces otra estrategia que tenemos son los talleres de huertos urbanos, porque en la ciudad la gente empieza a sembrar, esta como que de moda que la gente pueda sembrar en su jardín, ya sea comida o también flores, o plantas medicinales.

De esta forma lanzamos cursos que los dan los productores y las productoras rurales, vienen desde su comunidad a dar el curso en la ciudad, generalmente dura cuatro domingos, o cuatro sábados, toda la mañana, y se cobra 80 bs por persona, es un precio bastante económico, pero si digamos reúnes 10 personas, es un ingresito adicional para el productor, entonces nosotros como plataforma promocionamos estos talleres de huerto y se benefician ellos, en algunos casos hemos tenido incluso ingenieros agrónomos que han tomado estos cursos, porque también son ellos los productores de sus comunidades, y hasta dirigentes, y las hermanas quienes son las que han descubierto en estos cursos todo el conocimiento que tienen, porque tienen mucho, y lo aprenden desde sus ancestros, porque se va transmitiendo de generación en generación, pero también en la práctica, porque ahora con el cambio climático la naturaleza te sorprende mucho, entonces ellas aplican distintas estrategias también, entonces rescatar eso es muy importante, nosotros estamos en el proceso de poder documentar esto nos enseña a todos, ya vamos por el sexto taller de huerto,

Otro mecanismo es que los productores urbanos también dan talleres de alimentación, hay muchos vegano en nuestro grupo por ejemplo, y se discute como la carne está depredando la amazonia, entonces son escalas de análisis en lo que nosotros podemos comprometernos, en reducir el consumo de carne y muchas cosas, además el tema de la crianza de ganado que tiene tantos insumos, desde las hormonas que son cancerígenas, y eso terminamos bio acumulando nosotros, son miles de elementos que hay que analizar, entonces estos talleres te muestran opciones alternativas, sanas, rápidas, y además muy económicas de cocinar cada día algo diferente en la casa, que no te va a quitar más tiempo ni nada pero también hace que el productor, el que va teniendo estas iniciativas, pueda vender sus productos en nuestro sistema de comercialización, entonces la gente misma va pidiendo, nos piden que les enseñemos a preparar desayunos sanos, y una de las productoras propone algo y puede hacer su taller; además de recreos sanos, que los chicos se puedan llevar al colegio, cosas sanas y siempre variadas, cuesta hacerles comer quinua por ejemplo, pero haciendo una repostería rica con quinua los niños aceptan muy bien, que cuesta hacerles comer porque siempre se van por lo “rico”, y lo “rico”, que está de moda, es altamente toxico, entonces estamos en ese camino.

Entonces otro componente son las ferias de sábado, ahora la plataforma como está un poco más famosa, nos convocan a distintos tipos de ferias, entonces la alcaldía organiza distintos espacios de productores y nosotros estamos participando, y además coorganizando algunas cosas con la alcaldía también, entonces estamos revalorizando por ejemplo el mercado Xenobio Lopez, que es el único mercado de campesinos de la ollada paceña, y lo queremos un poquito revitalizar, porque está un poco abandonado, estamos en planes, armando calendario, organizando fechas, viendo que productos se pueden ofrecer, y promocionando entre los vecinos, entonces nos hemos metido así como un complejo de actividades con el objetivo de canalizar lo que es la alimentación sana y la cadena de productor a consumidor, y sobretodo sensibilizar a la gente.

 

Cuál es la visión que tiene esta plataforma, quizá expandirse a trabajar con otras comunidades, con otros departamentos quizá.

Claro de momento todos somos pequeños productores, siempre se van uniendo comunidades nuevas, éramos siete al principio, entonces como hay un ciclo agrícola, y hay temporadas del año donde no hay producto, entonces vienen de otras regiones también, o los buscamos nosotros, vamos haciendo distintos tipos de contacto con ellos, y traemos productos, entonces siempre son bienvenidas más comunidades, pero estamos consolidando el mecanismo, entonces tiene que tener un modelo bien consolidado como para irse a otros departamentos, en cada departamento la dinámica es diferente, lo tienen que organizar quienes viven ahí y sabe la lógica de la gente, por ejemplo nosotros hemos adaptado el modelo agrobolsa, el producto agrobolsa, a lo que son los paceños y las paceñas, nosotros nos conocemos, sabemos cómo es nuestra economía, nuestras distancias a los mercados, todas esas cosas se toman en cuenta al momento de diseñar, entonces en cada departamento tiene que adaptarse a su dinámica, Cochabamba por ejemplo, nuestra agrobolsa es cara, porque allá en Cochabamba tienen distintos mercados campesinos y es mucha más barata la alimentación, entonces que tú les pongas la agrobolsa de acá para ellos es muy relativo, entonces el mecanismo en general, en términos generales, es adaptable a cualquier lugar, pero los precios hay que revisarlos bien, y también las preferencias de la gente la demanda, las costumbres culinarias, de un lugar a otro varía mucho, entonces esas cosas hay que considerarlas, y pues ya se han manifestado invitándonos Cochabama, Tarija, para ver cómo pueden ellos hacerlo en sus lugares, entonces nosotros gustosísimos para que esto se pueda dar a conocer, porque una vez que se hace ese pequeño estudio, el mecanismo puede establecerse, y a la gente le gusta, el tema de que estás en tu celular y ahí recibes las fotos de las verduras, de las mermeladas, los panes de la semana, cosas así, entonces tienes todo de una manera muy cómoda y novedosa, incluso es divertido, pero si en tu agrobolsa no puedes elegir las verduras, es a criterio de la comunidad, y además de acuerdo a la disponibilidad de la cosecha, eso que significa, que a veces tú vas a recibir cosas que no conoces, entonces una berenjena, una coliflor morada, la gente mira eso y se pregunta qué es esto, como se cocina, entonces en el grupo de whatsapp se va informando estas cosas y es un enriquecimiento permanente, todos reciben información y van curioseado, nos ha pasado esto con matrimonios jovencitos por ejemplo, que están empezando a organizar su vida matrimonial, su familia, entonces estas cosas sirven mucho, y les gusta.

Como crees que no solo esta plataforma, sino varios proyectos de agricultura familiar ayudan a la economía rural y sobre todo a la mujer que es la base de la economía rural.

Bueno es un mecanismo dirigido justamente a la agricultura familiar, porque es la manera de que ellas tengan otras formas de vender, no solo la clásica feria, o salir con sus productos a una esquina donde un guardia municipal llega y te vota, o te votan las mismas caseras del mercado de barrio, entonces esto lo hace más legítimo, conseguimos la autorización municipal y todo va siendo legal, además que muchas de las productoras aprendieron a utilizar el whatsapp solamente por esta plataforma, entonces ya no dependen de la organización, si no ellas se organizan solitas, nosotros en los afiches ponemos el número de las productoras que van a ser responsables esta semana por ejemplo, entonces también ya van independizándose y también significa un factor de empoderamiento, porque ya te abres a otras dimensiones de como canalizar tu producto, muchas de ellas el hecho de esperar en tu casa, la visita en sábado o en domingo de la gente, imagínate lo cómodo que es, para la faena que significa a las tres de la mañana embalar todo, bajar con las cosas al transporte, pelearte con el minibusero, el contratar un camión es difícil, contratar un camión para una comunidad significa reunir por lo menos 20 productoras, entonces esperar un grupo de visitantes que tienen que hacer, preparan su casita, unos refrescos de hierbas por decirte, a veces si decimos que abra un refrigerio son ellas quienes lo preparan, y se dan modos de recibir sus visitantes de la mejor manera, entonces cambia tanto la lógica que es un enriquecimiento, porque vas descubriendo las posibilidades que tienes para relacionarte con tus caseros y caseras, todos estamos aprendiendo, descubrimos algo cada día, y se nos viene una idea nueva, por ejemplo ahora tendremos la fiesta navideña, todo con comida que sea sana, platos, repostería, etc., todo a partir de las ideas de las compañeras, nuevos platos, nuevas recetas, esa es una idea que se nos ocurrió recién, y así cada compañera aporta con una nueva idea y la promocionamos entre todos.